The Wife: el fin de la abnegación

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Me gusta leer crítica cinematográfica. Me interesa saber qué piensa otra gente de un material que yo disfruté tanto. También la busco cuando no entendí ciertas partes, referencias o el final, me ayuda a comprender eso que el realizador quiso expresar y no acabé de interpretar y, finalmente, cuando es un metraje que detesté y quiero entender qué es eso que otras personas ven que no logro apreciar. En todas estas aventuras es difícil encontrar la opinión de mujeres en sitios dedicados al cine, la enorme mayoría son hombres. Lo que hace preguntarme, ¿acaso las mujeres no tenemos nada que decir acerca de la industria cinematográfica? ¿O es que en realidad estamos sistemáticamente invisibilizadas?

The Wife, La buena esposa en español, cuenta la historia del matrimonio Castleman, integrado por Joan, interpretada por Glenn Close, y Joe (Jonathan Pryce). Éste último es escritor y acaba de ganar el premio Nobel de Literatura. Al principio su relación podría parecer de lo más normal, ambos están emocionados por el galardón que recibirá el marido. Sin embargo, conforme se ven escenas del pasado, uno puede darse cuenta de que el trabajo de Joe Castleman podría no ser enteramente de su autoría.

El filme fue dirigido por el sueco Björn Runge con un guión adaptado por Jane Andersen de la novela homónima de Meg Wolitzer. Glenn Close fue la gran nominada en esa temporada de premios. Ganó el Globo de Oro en 2018 como Mejor Actriz en la categoría de película dramática. Su actuación es fenomenal, es de los aspectos que sostienen el filme, porque la historia al final comienza a flaquear.

Para añadir drama al relato, un escritor entrometido, Nathanial Bone (Christian Slater), anda en busca de la historia detrás del éxito de Joe Castleman, puesto que ha sido contratado para ser su biógrafo, aún a disgusto del propio laureado. A esto se suma que el hijo de ambos, David (Max Irons), siempre es ninguneado por su padre y esto conlleva desdén de David hacia su progenitor.

Conforme avanza la cinta, Joe muestra una personalidad cada vez más desagradable. Además, cuando presenta a Joan con otras personas siempre remarca cómo afortunadamente para él su esposa no escribe, y en cambio hace alarde de su amor por ella, como si de esta forma resarciera la ofensa de no creerla capaz de escribir algo, como si el amor lo compensara todo.

Hay un diálogo muy significativo que tiene Joan con una escritora en su época de juventud:

-Jamás pienses que puedes llamar su atención.
-¿De quién?
-De los hombres. Que escriben las críticas, que dirigen las editoriales, que editan las revistas. Los que deciden a quién tomar en serio, a quién poner en un pedestal para toda su vida.
-Un escritor tiene que escribir.
-A un escritor deben leerlo, cielo.

Aquí comenzaré con un spoiler de la película. Creo que esto se puede adivinar desde los primeros flashbacks, pero por si acaso.

Tal vez perseguida por estas palabras, Joan se dispone a hacer pasar sus manuscritos como si fueran los de su marido. No tendrá el reconocimiento del público, pero por lo menos sí serán leídos. Decide que aunque injusto, es un precio que vale la pena pagar.

Para Joan es más valioso ser leída a que su nombre sea reconocido porque aunque tiene el talento, por su condición de mujer, los hombres nunca apreciarán sus obras en la justa medida.

Queremos que este espacio sea para que mujeres que deseen escribir, crear, tengan un lugar donde compartir su trabajo, mostrarlo al mundo, practicar sus habilidades, donde tanto su nombre como su voz sean escuchados. Para nuestra dicha, ya existen páginas como Girls At Films con una nueva visión de cómo acercarnos al mundo del cine, hecha para visibilizar la labor de las mujeres. Deseamos aproximarnos a ese esfuerzo en más campos, además del cinematográfico.

Esperamos que esto no solo contribuya a una visión más amplia y plural de la realidad, y en el caso del séptimo arte, al análisis para aspirar a productos culturales más interesantes y nutridos, sino también al entendimiento, que en esta página encuentren un punto de vista en el que antes no habían reparado, que descubran pensamientos que los hagan cuestionarse los suyos.

PD. El discurso con el que Glenn Close recibió el Globo de Oro está bonito e inspirador, me sacó algunas lágrimas.

La película está actualmente disponible en el catálogo de Netflix.

Abril Peña

Estudia Ciencias de la Comunicación en la UNAM. La plasticidad del lenguaje le maravilla e intimida al mismo tiempo. Si pudiera, aprendería todas las lenguas del mundo. Le interesan los temas de cine, género, semiología y lenguaje. Extraña las noches de sushi 2×1, ama las películas con muchos diálogos y se convierte en la más fan de las fans con cualquier cosa que la cautive.

Un comentario en “The Wife: el fin de la abnegación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s