Yo digo: ninguna actitud machista es “micro”

Género
Ensayo
Créditos de la imagen: Molly Belle en Unsplash

Por Virginia Trejo Zarate

Tal y como lo refiere el autor Luis Bobino en su artículo sobre los “Micromachismos”, los hombres de hoy en día, en pleno 2021, ya no ejercen la violencia hacia las mujeres de la misma forma en que lo hacían sus congéneres hace apenas, digamos, un siglo. 

Desde entonces, muchos cambios han sucedido en México y uno de ellos fue el aumento desmedido de la violencia hacia la mujer. No por nada el 2019 fue declarado como el año más violento; según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) a nivel nacional, en 2019 se registraron un total de mil 10 casos de feminicidio, en comparación de los 913 de 2018. 

Hoy encontramos en el feminicidio la forma más cruel y misógina de terminar con la vida de una mujer, sin embargo (como si no fuera suficiente) a diario nos enfrentamos ante actitudes, comentarios, acciones y verbalizaciones que atacan la dignidad y amor propio de las mujeres. 

Estas acciones están destinadas a demeritar el papel de la mujer en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Bobino los llama “micromachismos”, pero yo creo que son más que eso, pues el impacto que tienen en la vida de las mujeres no es, para nada, proporcional al tamaño que dicen tener. 

Además, los hombres utilizan estos mecanismos como modo de manipulación que a su vez les confiere poder para mantener su posición y privilegio machista. Lo peor es que, en ocasiones, ni siquiera son conscientes del daño que ocasionan cuando entran en lo que Bobino llama el Modelo social de masculinidad hegemónica (MH). Donde los hombres aprenden, desde niños, que estos “micromachismos” también forman parte de la identidad masculina predominante. 

La cultura mexicana, con todo lo increíble que puede llegar a ser, tampoco resulta un gran referente en lo que a igualdad de género se refiere. Sólo hace falta ver algunos años atrás para saber que la figura del macho mexicano forma parte de un estereotipo cultural extendido a nivel mundial y que no representa nada más que, justamente, una masculinidad hegemónica digna de las películas de Jorge Negrete.

Está forma de violencia “invisible” permea en la identidad de las mujeres, se queda atascada en forma de pensamientos, flashbacks y acciones generadoras de ansiedad y relaciones tóxicas, fuertemente desgastadoras para ellas. 

En parte es cierto, los hombres ya no ejercen el mismo tipo de violencias porque los tiempos han cambiado y las mujeres, como bien lo refiere Julieta Venegas en su canción Mujeres, “se están rebelando, los hombres no saben qué hacer”; canción que además ya es un himno de la lucha feminista. 

Los “micromachismos” solo se vuelven pequeños cuando nosotras los ignoramos, cuando los dejamos ser y penetrar en nosotras mismas, en nuestra psique. La única forma que tenemos para derrotarlos es, primeramente, visibilizarlos; llamar las cosas por su nombre ayuda. Luego es necesario deslegitimarlos, quitarle poder sobre nosotras y por último, eliminarlos de nuestras vidas y desecharlos a la basura, el lugar a donde pertenecen. 

De esta forma y con redes de apoyo generadas por vínculos sanos entre mujeres y, ¿por qué no?, entre hombres también, podremos cambiar la perspectiva en la que históricamente hemos caído. 

Referencias

Bonino,L.(2004).Micromachismos.Revista La Cibeles No2 del Ayuntamiento de Madrid. Disponible en: https://www.mpdl.org/sites/default/files/micromachismos.pdf 

El Financiero.(2020).Se registran 73 feminicidios en México durante enero. Disponible en: https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/se-registran-73-feminicidios-en-mexico-durante-enero

Virginia Trejo
Soy egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la FCPyS y me encuentro en proceso de titulación. Para mi, escribir es un acto de vida. Los temas sobre los que me gusta escribir son sobre cultura, vida cotidiana, reseñas, críticas literarias y de cine. Tengo 23 años y me encanta pasar el tiempo con mi familia y amigos. Actualmente colaboro como redactora en el medio digital Faro en las calles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s