Amor rebelde y sororo entre mujeres

Género
Reflexión
Créditos de la imagen: cortesía de la autora.

Por Sofía Escalona

“Las mujeres florecemos, cada una a su tiempo,
espacio y condición.
También crecemos, brillamos y nos marchitamos
para volver a florecer en otras”.
-Sofia Escalona

A lo largo de toda mi vida he experimentado situaciones que motivan la competencia entre mujeres; hemos crecido al mismo tiempo que incentivamos  aquellas críticas tóxicas que pretenden desacreditar a otras mujeres, volverlas vulnerables y continuar negando el amor que puedan sentir unas con otras. Personalmente estoy harta de escuchar que una amistad o una relación entre mujeres es inválida por las múltiples inseguridades o complejos que podamos desarrollar por tener amigas “más bonitas, simpáticas e inteligentes” y provocar que nos comparemos todo el tiempo, logrando que aparezcan  inseguridades que nos lastiman.  

Históricamente hemos sido víctimas dañadas, manipuladas y consumidas por el machismo y la misoginia dentro de las relaciones que impliquen vínculos afectivos. Las mujeres hemos sido aplastadas por aquellas personas que aseguran amarnos y, de esa manera, consiguen engendrar y reafirmar el poder que algunas personas creen tener sobre nosotras. 

Son ideas profundas y muy arraigadas con las cuales crecimos, aún seguimos escuchando que el peor enemigo de una mujer es otra mujer, nos enseñaron a “amar” y mirarnos desde la competencia, a ponernos “el pie” unas con otras e impedir el crecimiento de otras mujeres, por envidias, celos, etcétera. Se imponen razones que aparentemente “justifican” violencias y acciones machistas cometidas por mujeres hacia mujeres, nos han manipulado durante todo este tipo para cuidarnos de otras mujeres, la pregunta es: ¿cuidarnos de qué?

Aquello nos vulnera y deja intrínseco el patriarcado dentro de nuestras relaciones amistosas y/o amorosas con otras mujeres; durante mucho tiempo este nos ha dictado las reglas que debemos seguir para convivir con mujeres que amamos, que nos acompañan y aconsejan. Nos han dicho que no podemos tener vínculos más allá de la amistad o que todo lazo que se lleve a cabo con una mujer será peligroso, lleno de envidias y de celos. 

Nos lastimamos entre nosotras para después convertirnos en personas completamente vulnerables ante situaciones que nos violentan y que nos aíslan de la ayuda que muchas veces necesitamos para sanar heridas que aún no sanan, porque recordemos que el proceso es sumamente complicado y doloroso; por otro lado y gracias a esta vulnerabilidad, constantemente somos usadas con el objetivo de cumplir los deseos banales de otras personas que tengan sobre nosotras. 

NO somos competencia, somos mujeres luchando contra el mismo sistema patriarcal que nos aqueja y nos oprime, somos mujeres libres y dispuestas a amar a nuestras amigas, a apoyar a nuestras compañeras y formar redes de apoyo que, lejos de violentar a nuestro propio género, brinde justamente eso, apoyo a otras mujeres que lo necesiten. 

Reafirmemos nuestro pacto matriarcal, recordemos todos los días que formar redes de apoyo significa muchas veces la salvación y deconstrucción de nosotras; cada proceso es personal y debe ser íntimamente respetado y cuidado. Tendremos nuestro pacto porque sabemos lo que se siente ser violentadas, acosadas, abusadas y tener que callarlo por miedo. Estar rodeada de otras mujeres que te brinden su apoyo y amor, te da la fortaleza que muchas veces se necesita para salir adelante, además de que es gratificante saber que no estás sola. 

Es urgente la confrontación y la deconstrucción del amor entre mujeres, porque más allá de pretender tener una relación amorosa con una, podemos tener amistades verdaderas y fieles, grupos de apoyo ante situaciones de violencia que hayamos sufrido o sigamos sufriendo. Debemos estar unidas en este camino lleno de baches violentos, de desigualdades sistemáticas hacia nosotras y de procesos no lineales que duelen, pero que se superan y sobrellevan mejor si estamos acompañadas.  

Amar a otras mujeres es y será un acto de rebeldía y de resistencia. No criticarnos y ser fieles a nosotras mismas y a otras mujeres será la forma más comprometida para luchar contra el patriarcado, el que sosiega nuestra voz con la que pedimos justicia, con la que decidimos ya no ser cómplices de esta sociedad altamente machista, la cual pone un alto a todas aquellas acciones que atenten contra nosotras y nos lastimen.

Criticar a otras mujeres por su aspecto físico, por ser las actuales parejas de nuestros ex novios o ex novias solo refuerzan los lazos que nos atan, nos lastiman y nos dejan marcas y así reproducimos la violencia que muchas veces dejamos pasar disfrazada de nuestra amiga, violencia que no vemos porque la hemos normalizado. Nos resulta habitual hacer menos y lastimar a otras mujeres para vernos bien ante los ojos masculinos y conseguir su aprobación. 

Hay que replantear nuestras formas de amar impuestas por el patriarcado, cuestionemos nuestros actos y, sobre todo, perdonémonos a nosotras mismas por las acciones hechas a otras mujeres que las hayan lastimado, entendamos que tener una postura crítica ante el comportamiento que proyectamos hacia otras mujeres, puede hacer la diferencia ante procesos que solo remarcan la subordinación que por años se ha ejercido sobre nosotras. 

Seamos empáticas con otras mujeres que hayan sido violentadas, seamos el apoyo genuino que necesitamos y necesitan todas aquellas mujeres que la sociedad ignoró, el estado invisibilizó y la cultura machista revictimizó. 

Entre mujeres nos cuidamos, nos respetamos y nos amamos.


Sofía Escalona

Estudiante de la carrera de Relaciones Internacionales en la FCPyS. Mis líneas de interés son perspectiva de género, derechos humanos, discriminación, racismo, así como cualquier tema que tenga que ver con África. He realizado varios cursos sobre derechos humanos y temas de sexualidad y tortura hacia las mujeres. Amo pasar tiempo con mis amig@s y mi familia, así como escuchar música en la madrugada mientras escribo sobre cualquier cosa que se me ocurra y me guste. Me encanta comer pizza y albóndigas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s