¡No quiero ser Miss Universo!

Reflexiones
Créditos de la imagen: Priscila Torres

Por Priscila Torres

En algún momento de mi vida tuve problemas con mi cuerpo e hice cosas que no me llenan de orgullo. Vivía contando las calorías y bebiendo agua simple en todo momento. Me sometí a dietas impresionantes que me hacían ver demacrada y cansada. Todas las noches me miraba en el espejo y si no me gustaba lo que veía, volvía a someterme al riguroso plan alimenticio, pero ni así me encontraba satisfecha. 

No vivía a gusto con la piel que habito y no me daba crédito por nada. Exigirme el tener un cuerpo perfecto se convirtió en mi plan de vida. Incluso escuché un audio para poder adelgazar. 

Mientras me llenaban de halagos por mi cuerpo perfecto, yo moría de hambre. Me alababan y no me daba cuenta del daño tan grande que yo me hacía, pero yo me veía delgada y eso era lo único que me importaba.

Para entender que soy hermosa tal y como soy, tuve que darle un giro repentino a mi vida y dejar atrás a algunas personas. Me llevé una sorpresa asombrosa al escuchar decir a mi pareja que mi cuerpo lo vuelve loquito. ¡Ya amo la lonjita que en ocasiones se asoma por ahí! Comencé a cambiar la presión de ir al gimnasio para disfrutar ir, aunque por la pandemia dejé de hacerlo, pero bajé una aplicación para ejercitarme cuando puedo y salgo a caminar con mis perritos. Tomo agua, aunque de vez en cuando bebo soda.

Cuido lo que entra a mi boca, aunque no es como antes. Trato de ver lo que como, pues desciendo de personas que tienen una historia con la presión arterial, azúcar o el infarto. ¡Ya no tengo hambre! Me alimento perfectamente bien. De un tiempo para acá ya no quiero ser Miss Universo, tan solo soy Priscila. 


Priscila Torres

Descubrió su pasión por la escritura gracias a Adriana Bernárdez. Trabajó con Anne Labrousse, escritora y fotógrafa francesa. En 2019 impartió una clase para Nike sobre cómo escribir un artículo de moda. Concursó en una convocatoria para Omasihh y sus cuentos fueron seleccionados. Actualmente imparte un taller de escritura dirigido a niños pequeños. En él, los pequeños dibujan al terminar de escuchar cuentos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s