Entre senderos y retales

Ensayos ganadores

Por Bárbara Guadalupe Contreras Gómez
Segundo lugar del Concurso Nacional de Escritura para Mujeres Universitarias 2021

I. De la sensual fascinación a fragmentarse en palabras

Hace poco descubrí a la escritora mexicana Margo Glantz en un intento de lo que, ahora reconozco, fue más bien una búsqueda desesperada por encontrar textos de una mujer en los que pudiera reconocer mi propia escritura. Me escudé académicamente bajo una supuesta investigación para encontrar el hilo de la escritura fragmentaria de las mujeres en México. Hasta entonces siempre había supuesto que mi escritura estaba incompleta, que los fragmentos de textos que arrumbo todos los días en el fondo de las cajas de zapatos no son otra cosa que vanos intentos de textos de largo aliento, evidencia de mi incapacidad de escritura más allá de una o dos páginas cuanto mucho. Mi descubrimiento me llenó de la misma emoción que recorría mi cuerpo cuando de niña en el kínder me topaba con un insecto, y pensaba que era la primera en descubrir esas alas de color verde metálico. ¡Glantz escribe fragmentos!

Stalkear

Ensayos ganadores

I know myself well enough to say that the searching itself is a particular method:
I look to figure out why I’m looking.

-Lia Purpura, All the fierce tethers



Por Ivana Melgoza Macías
Primer lugar del Concurso Nacional de Escritura para Mujeres Universitarias 2021

Stalkear proviene del verbo “to stalk” en inglés. Según el diccionario de Cambridge refiere tanto a acechar o seguir de cerca los pasos de otro sin ser visto ni oído, como al tallo principal de una planta donde convergen ramas, hojas o frutos. Stalkear suele pensarse como una acción con sentido, como parte de una estrategia o de un acercamiento inminente, Pero cuando navego por el perfil de alguien conocido, un amigo lejano o la exnovia de algún amigo o expareja, le doy click a fotografías de países que no conozco con personas desconocidas y ausentes. No pienso entablar un contacto más allá de esta observación segura y de este morbo autosuficiente de datos sin sentido. Stalkear es también una forma de vagabundeo. Los caminos trazados entre hipervínculos e imágenes tienen algo de azaroso, de dar vuelta en la primera esquina sin pensar demasiado en las razones prácticas de cada decisión. Uno espera descubrir algo sin saber con exactitud qué es aquello que se busca, uno está abierto para que suceda el hallazgo imprevisto. 

Señor travesura y señorita elevador

Reflexiones

Por Priscila Torres

Vivir en un edificio es una cosa hermosa. Cabezas, con un mundo extraño a veces, habitan en él y otras con el sentido común extinto que no dejan de hacerse notar. Lo escribo porque pasó algo muy peculiar en el lugar donde vivo. El sábado 26 de junio llegó Señorita Elevador a hacer gala de sus finos modales. Quiso gritarle a mi madre, educarla y humillarla (aquí se escucha una carcajada), todo por pedirle que no subiera muebles al elevador, pues este es muy viejito y no han podido encontrar piezas para que vuelva a ser funcional. Ante su negativa, mi mamá optó por bajar la palanca de la luz para que el elevador dejara de funcionar. 

2046: la nostalgia y el anhelo de un amor

Cultura
Cine

Por Carolina Aguilar

Existe un sitio llamado 2046 donde todos van con el mismo objetivo: recuperar una memoria perdida. Se dice que en aquel lugar nunca cambia nada, pero es imposible saberlo. Nadie ha regresado de ahí, excepto un pasajero. A bordo de un tren, cuando le preguntan por qué sale de la ciudad de los recuerdos, cuenta una vieja costumbre sobre enterrar los secretos.

Que no nos condene el olvido

Género
Reflexión
Créditos de la imagen: Nabanni Pereyra Rivera

Por Nabanni Pereyra Rivera

Mujer tierra soy
Tierra abierta
Tierra rasgada
Tierra lastimada
Tierra violentada
Tierra que se duele por sus hermanas
Tierra que no quiere ser arada por el odio
Tierra que no quiere engendrar dolor
Tierra que no quiere dar frutos amargos
Tierra que se quiere secar
Tierra que quiere llorar
Tierra que ya no quiere sangrar.

-Irma Pineda, “Chupa ladxidua’: Dos es mi corazón”


El presente texto es una declaración de intenciones y opiniones con respecto a la teoría feminista y a las múltiples luchas de las mujeres. Sin intención de imposición, sino con el entusiasmo de que estas palabras puedan crear un espacio de diálogo, para que otras mujeres sospechen y transformen lo que aquí quede escrito, pero que también sirva de acompañamiento y abono a la lucha colectiva. 

La mosca

Creación Literaria
Relato
Créditos de la imagen: Egor Kamelev en Pexels

Por Marcela Chávez

Su abuelo respira sonoramente; ronca, mejor dicho, allí mismo, tumbado en el futón que le fue preparado con antelación, con sus dedos aferrados a las mantas que absorbieron ya su olor, sus molestias y su sudor pesado e incoloro. Esto es resultado de haber acompañado por tanto tiempo al cuerpo cada día más delgado, más venoso… “más gris”, piensa este niño con la nariz a dos centímetros de la mejilla que se muere con el paso de los segundos registrados por el cucú del ave que vive en el reloj desde hace siglos, desde antes de que este niño saliera al mundo cubierto de sangre y se demorara en llorar tres minutos cardíacos en los que su madre ya comenzaba a retorcerse del dolor motivado por la quimera de perder a un tercer bebé.

Olé

Creación Literaria

Por Priscila Torres

Dejar la vida un rato y tomarme un descanso.
Salir de casa con las maletas vacías para regresar con todo el verano en ellas.
Estar en Ibiza y en sus noches de fiesta.
Caminar por todo Madrid muriendo de calor.
Disfrutar Barcelona con esos desconocidos a los que ya llamo amigos.
Llegar a Sevilla y ver a los niños jugando en la calle.
Soñar con las tortugas y llegar a Cofete.
Instalarme en los Genoveses para enamorarme de la playa.
Andar por la arena tostada de Calblanque y dejar a mi imaginación volar.

El padre: el laberinto de la memoria

Cultura
Cine

Por Abril Peña

La vejez y la enfermedad, ambos estadios temidos por la gran mayoría de los seres humanos. La traición del cuerpo, y en el caso del protagonista de El padre, de su mente, es una de las peores jugadas que nuestro organismo puede hacernos. Ser una carga para nuestros seres queridos se siente, además, como una doble traición.

En la cinta vemos a Anthony Hopkins, el dos veces ganador del Oscar, interpretar a su homónimo, Anthony, luchar contra su propia mente, ya que presenta síntomas de demencia, mientras vaga perdido entre los diversos cuartos que conforman su hogar en Londres. La segunda estatuilla se la ganó precisamente por este papel, en el que logra transmitir la sensación de pérdida, y cómo al llegar a la vejez, todos nos volvemos nuevamente niños: extraviados y con necesidad de cuidado.

Aprender latín

Reflexiones
Reflexión
«Rosario Castellanos». Créditos de la imagen: vía Voces Feministas

«Soy hija de mi misma.
De mi sueño nací.
Mi sueño me sostiene»
.
-Rosario Castellanos

Por Miranda Coranges

Mucho se ha escrito sobre ella. Resulta imposible pensar la literatura femenina latinoamericana del siglo xx, sin pensar en ella. Algunos encuentran méritos en su incansable ímpetu por escribir sobre ella a través de otros. Algunos otros, nos encontramos a nosotros mismos a través de ella. 

De sus tantas palabras, creo firmemente en las que dicen que hay obras mágicas que resultan eficaces y persistentes, en las que medimos nuestros sentires una y otra vez, en un duelo en el que nadie resulta vencedor. La obra se resiste a entregar su secreto. Ahí, en donde ella sitúa a la Mistral, la sitúo yo.