Video análisis de In the mood for love, de Wong Kar-wai

Audiovisual
Cine

Por Carolina Aguilar

In the mood for love (2000) es el séptimo filme de Wong Kar Wai, ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes y a Mejor Película Extranjera en los Premios César. 

El cineasta chino entrega una película impecable al narrar a través del lenguaje sonoro, el fuera de campo y los distintos planos para crear un montaje que da énfasis a un tono dramático y representa su visión del amor melancólico:  el encierro de un par de individuos que no llegan a la acción y solo quedan en el deseo de amar.

Monstruascencia

Audiovisual
Fanzine

Por Sara Sue Alfie Linares
María Fernanda Dávalos Soriano
Daniela Hernández Espinosa
Sandra Itzel Ramírez Carrera


¡Dulce, dulce secundaria! ¡Siempre la detestamos! Monstruascencia nace a partir de las palabras que escribe Ana Pessoa en Mary Jo: “A los doce años se es un pedazo de naturaleza incompleta”. Similar a una Frankenstein, nuestra fanzine compila pequeñas experiencias —atravesadas por los duelos de la edad y el patriarcado— que conforman un todo: la adolescencia. Está acomodada en cuatro capítulos que recogen los temas que entre autoras compartimos: relaciones en el salón de clases, familia, códigos de vestimenta y sexualidad.

Navidad en Cuba 60

Audiovisual
“Abrazo múltiple” Foto: Karen H. Barrón

Fotorreportaje por Karen H. Barrón

El 4 de septiembre del 2020 un grupo de mujeres organizadas tomaron las instalaciones de la  Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), como una forma de presión para el avance de las denuncias de diversas víctimas de violencia de género. 

Cada mujer proviene de lugares distintos y tiene experiencias diferentes, la vida las encaminó hasta esa casa. Ninguna comparte lazos sanguíneos pero todas forman una familia, las une una misma lucha y piensan morir por ella. 

Rubén Anguiano: adicciones que quitan y dan. La vida en retrospectiva

Audiovisual
Fotorreportaje
Rubén Anguiano

Por Mariam Guerrero

Rubén Anguiano es un comerciante de ascendencia italiana-judía de 71 años, proveniente del barrio de Tepito, que debido a una juventud y adultez llena de adicciones hizo que perdiera y se alejara de las personas más importantes en su vida. Mediante sus fotografías, nos traslada a un pasado lleno de experiencias y vivencias para hacernos recordar que siempre es posible salir de los capítulos más oscuros de nuestra historia.
Actualmente, su único propósito es la labor social donde cuenta su vida a jóvenes, como ejemplo de que nunca es mal momento para superar los momentos más aciagos de nuestra existencia.

K-pop: una afición que se disfruta mejor en compañía

Audiovisual
Fotorreportaje

Les comparto una playlist por si quieren reproducirla mientras leen y ven esto, para darle más ambientación, já.

Por Abril Peña

Recién el año pasado me hice fan del K-pop. Me atraparon las canciones pegajosas, las coreografías impecables con movimientos certeros, cargados de fuerza y los idols con cara hermosa. Tuve la suerte de que una amiga a la que le mostré mi descubrimiento cayó también en este pozo sin fondo. Hemos compartido memes, stickers, conciertos en línea, tuits, horas infinitas de pláticas y chats interminables de WhatsApp. Nunca había podido experimentar un gusto en común de una forma tan cercana con una persona. (Amanda, te quiero mucho).

El lugar donde habita el amor

Audiovisual

Por Estefanía Cervantes

Para mis abuelos, quienes me han enseñado que el amor es infinito.

La casa está en silencio. Son las 10 de la mañana y el ajetreo que solía escucharse se ha transformado en una tranquilidad entre dos personas que han compartido décadas de sus vidas. Siempre que pienso en ese lugar, siento su frescura y su frío, a pesar de todo el amor que habita en ella.

Retazos

Audiovisual

Por Sara Arango

Recortar papel —revistas y libros específicamente— no solía ser un problema para mí, puedo decir con orgullo que era de las mejores en mis clases de preescolar. Con el tiempo aprendí a leer, y las palabras comenzaron a ser más importantes que las imágenes; quise recortarlas de entre las páginas de mis libros y se me enseñó que era una falta de respeto al papel, que debía dejarlas donde estaban y saber apreciarlas en conjunto.

Algo parecido pasó con las imágenes, lo visual me resultaba bello, pero ajeno, y sentía que por cuanto mi interés eran las palabras no tenía derecho de jugar con fotos y dibujos, mucho menos debía atreverme a arrancarlas del papel en el que habían sido plantadas.