El amor romántico como constructo de relaciones de poder y subordinación hacia las mujeres

Reflexiones
Crédito: Sofía Escalona

Por Sofía Escalona

Jamás permitamos que el hecho de que pasen sobre nosotras, sobre nuestros sueños y aspiraciones, sea visto como algo normal o como algo natural. Cualquier acto que atente contra nosotras, merece fuego.

-Sofía Escalona

El amor te hace sentir mil emociones y me atrevo a decir que es una de las cosas más emocionantes que experimentaremos en nuestras vidas, pero desgraciadamente a través de los años se ha convertido en un gran tabú. El amor NO se presenta de forma homogénea para todxs, el amor tiene mil representaciones y apenas hemos explorado unas cuantas. Desde mi perspectiva feminista, el amor se ha visto deformado y transformado por la sociedad: influenciado por el patriarcado y el machismo que encarcela a miles de mujeres en México y alrededor del mundo.

Reflexión del amor

Reflexiones
Género

Por Crezia Mondragón

Desde que era pequeña me dijeron que el amor es cuando no puedes vivir sin la otra persona. Las películas me enseñaron que algún día llegaría mi príncipe, yo le serviría y pariría a sus hijos. A los hombres se les enseñaba algo igualmente enfermo, se les decía que no lloraran, que tenían que proveer para la familia, que habría que ser masculinos. Eso nos ha arruinado a muchos. Sin embargo, no lo entendí hasta que alguien me dijo: “Quiero ser el Romeo de tu Julieta”. Estoy segura de que en su mente sonó como lo más romántico que alguien haya dicho pero para mí fue aterrador y me dije: “¿Qué historia de amor puede terminar con suicidio?”. Sé bien que el ejemplo es contraproducente pues estrictamente hablando Romeo y Julieta es una obra dramática. No obstante, en mi experiencia la gente toma estos referentes como historias de amor y lo mismo sucede con películas como La bella durmiente donde un extraño besa a una mujer dormida porque le pareció bonita ¿Acaso no es alarmante que consideremos esto como amor? Algo aún más tétrico es esa horrible costumbre de preguntarle a los niños: ¿Y el novio?, ¿y la novia?