Before sunrise: un encuentro fortuito entre dos desconocidos

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Hacer películas románticas que sean buenas es realmente difícil. Se ha hablado, escrito y filmado tanto acerca del amor que poder plasmarlo de una manera distinta y fresca es todo un reto para quien se lo proponga. No obstante, mis esperanzas renacieron en el género después de ver Before sunrise (1995).

Before sunrise cuenta la historia de Jesse (Ethan Hawke) y Céline (Julie Delpy), dos extraños que se conocen en un tren mientras tratan de concentrarse en su lectura y después de intercambiar unas palabras deciden pasar un día juntos en Viena antes de que Jesse regrese a Estados Unidos a la mañana siguiente.