Proteger nuestro hogar no debería ser sinónimo de morir

Sociedad
Artículo periodístico
Homero Gómez, defensor ambientalista. Créditos de la imagen: vía BBC

Por Estefanía Cervantes

Hace un año secuestraron y asesinaron a Homero Gómez, uno de los activistas más importantes en nuestro país. Defendía con su vida una de las reservas más importantes de mariposas monarca, aquellas que, de manera puntual, visitan cada año nuestras tierras. Este 2021 ellas notaron su ausencia. Todas y todos la sentimos. Como sociedad, su asesinato nos duele. Asesinato que jamás debió ocurrir, así como los otros 14 homicidios cometidos contra defensoras y defensores del medio ambiente durante 2020. 

Ellos también entierran la verdad

Sociedad
Artículo
Créditos de la imagen: Estefanía Cervantes

Por Estefanía Cervantes

El fin de semana pasado, Las Rastreadoras, colectivo de mujeres que buscan a familiares en la zona de Sinaloa y el norte del país, publicaron en su cuenta de Instagram el descubrimiento de una fosa clandestina con al menos seis cadáveres; “búsqueda positiva”, enunciaron al pie de una serie de fotografías de los restos encontrados por ellas. Partes de huesos en el suelo de una zona árida y personas en trajes blancos con guantes azules y cubrebocas KN 95 aparecen en las imágenes que, aunque ya son cotidianas, no dejan de indignar y causar dolor a quien las mira -a mí me sucedió-. Sin embargo, a pesar de que la desaparición en México sea un tema relevante en la discusión pública, puedo notar que las autoridades en este país no sólo son cómplices de estas atrocidades, sino que también entierran la verdad ignorando la crisis forense actual.