La mujer que sabía leer: pulsiones sexuales en un ambiente bucólico

Cultura
Cine

Por Abril Peña

El género romántico siempre está asociado a un público femenino y sin embargo, una gran mayoría de estas películas están dirigidas por hombres. ¿No es curioso cómo el concepto que se tiene del amor en realidad está impuesto por ellos? Escribe Simone de Beauvoir en su libro El segundo sexo acerca de la mujer enamorada:

“Pero lo que sucede a menudo es que la mujer no logra transformar en un dios a ninguno de los hombres a quienes conoce. El amor tiene menos lugar en la existencia femenina de lo que a menudo se ha pretendido. […] Casi todas las mujeres han soñado con un “gran amor”: han conocido su ersatz, se han acercado a él; bajo figuras inacabadas, burlonas, imperfectas, mentirosas, ese amor las ha visitado, pero muy pocas le han dedicado su existencia”. 

Lady Bird de Greta Gerwig: de musa indie a creadora con voz propia

Cultura
Cine

Por Martha Vidal-Guirao

Cuando en 2017 Greta Gerwig presentó al mundo su ópera prima en solitario, Lady Bird, las críticas parecían unánimes: “Simplemente irresistible”, decía Rolling Stone; “Perfección”, ratificaba el New York Times. En un momento, la película llegó a alcanzar la puntuación máxima (100%) en Rotten Tomatoes, y rompió un nuevo récord al ser el título con más reseñas positivas de la página. Había otro aspecto, sin embargo, que todos remarcaban: la reinvención de Gerwig como cineasta después de su pasado como actriz. La anteriormente conocida como la musa del indie o del mumblecore ahora era creadora. Gerwig no se había resignado a ser objeto de inspiración de un joven artista frustrado, sino que había decidido contar historias con voz propia y dirigirlas. Y el mundo estaba listo para ello.