Rompiendo las cadenas

Reflexiones
Reflexión

Por Yeremy N. Rodríguez

Créditos de la imagen: cortesía de la autora

“Para poder romper nuestras cadenas
hay que darnos cuenta de que las tenemos,
para poder entenderlas y al liberarnos
no volver a caer en ellas”.

-Yeremy N. Rodríguez

¿Qué tan habitual es para la mayoría de nosotros madrugar? ¿Qué tanto lo es desvelarse e incluso sufrir, sacrificar tu persona, tu estabilidad, tu libertad o tu propia felicidad? ¿Cuándo el despojo de todo esto y más  se convirtió en un hábito impuesto? Estos son condicionantes para poder “crecer” en un mundo donde el orden social ya fue establecido desde antes de nuestro nacimiento, el cual ya tenía planeado lo que podríamos o no llegar a tener, sentir, hacer y ser, como si de una trampa se tratara; donde cualquier camino que pudiéramos tomar tuviera el mismo final, aunque en diferente magnitud, uno tras otro, cada vez peor. Por supuesto, existen las escasas excepciones de superación económica extrema que son la carnada perfecta para mantener a todos controlados y dándolo todo  por tener la misma oportunidad que ella o él pudieron obtener.

Skate Kitchen: amistad sobre ruedas

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Patinetas deslizándose velozmente a través de las sinuosas pistas de skate o surcando el aire con movimientos precisos, codos raspados y mucha actitud en Skate Kitchen (2018). Esta película nos cuenta la historia de Camille (Rachelle Vinberg), joven introvertida, oriunda de Long Island y apasionada del skateboarding que, a pesar de haberle prometido a su madre no patinar más, decide aventurarse a la isla de Manhattan para intentar encontrarse con un grupo de chicas que comparten su amor por la patineta y que admira desde la pantalla de su celular en Instagram. El conjunto está integrado por Janay (Dede Lovelace), amigable y con un cabello afro de envidia; Kurt (Nina Moran), extrovertida y ruidosa; Ruby (Kabrina Adams), callada y siempre con cámara en mano; Indigo (Ajani Russell) de actitud intimidante y las gemelas Eliza (Jules Lorenzo) y Quinn (Brenn Lorenzo).

La coleccionista: seducción a fuego lento

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Una casa rodeada de árboles cercana a las aguas cristalinas y calmas de la Riviera Francesa envuelta en un calor estival es el escenario para que la voluptuosidad aflore en La coleccionista.

La collectionneuse (1967), por su título original en francés, nos relata principalmente las interacciones entre dos personajes: Adrien (Patrick Bauchau) y Haydée (Haydée Politoff). Él es un joven que junto con su amigo Daniel (Daniel Pommereulle) va de vacaciones a la costa sur de Francia a la quinta de un tercer amigo (que nunca aparece a cámara), donde también está como invitada Haydée. Al inicio, a Adrien le parece molesta la presencia de ésta última por la vida escandalosa que lleva debido a que él solo va en busca de unas vacaciones pacíficas.

The Wife: el fin de la abnegación

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Me gusta leer crítica cinematográfica. Me interesa saber qué piensa otra gente de un material que yo disfruté tanto. También la busco cuando no entendí ciertas partes, referencias o el final, me ayuda a comprender eso que el realizador quiso expresar y no acabé de interpretar y, finalmente, cuando es un metraje que detesté y quiero entender qué es eso que otras personas ven que no logro apreciar. En todas estas aventuras es difícil encontrar la opinión de mujeres en sitios dedicados al cine, la enorme mayoría son hombres. Lo que hace preguntarme, ¿acaso las mujeres no tenemos nada que decir acerca de la industria cinematográfica? ¿O es que en realidad estamos sistemáticamente invisibilizadas?