Gordofobia, la discriminación camaleónica en México (tercera parte)

Sociedad
Investigación
Créditos de la imagen: AllGo en Unsplash

Aquí puedes leer la segunda parte de la investigación.

Por Diana Martínez

Salud como pilar gordofóbico

La delgadez y el ejercicio

En los países occidentalizados, como lo es México, de acuerdo con los especialistas el canon de la belleza es el de la delgadez (Raich, 2016; Thompson, et al 2012 citado por Bautista-Díaz, 2017). Desde este punto, en el que figuras de autoridad imponen este tipo de cuerpos, comienza el problema con el sector salud. Devine sostiene esta idea de la siguiente manera: 

El discurso médico propone un modelo interno de cuerpo “sano”, mientras que el discurso estético nos ofrece el modelo externo “delgado”, el cual supuestamente se corresponde con el primero, o es un reflejo de él. Cuestión absolutamente ficticia, por cierto, pues la delgadez no es garantía de salud ni la gordura de enfermedad (2020).

Gordofobia, la discriminación camaleónica en México (segunda parte)

Sociedad
Investigación
Créditos de la imagen: AllGo en Unsplash

Aquí puedes leer la primera parte de esta investigación.

Por Diana Martínez

El rol del Estado mexicano

 En el 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador en colaboración con el caricaturista Rafael Barajas “El Fisgón”, y a partir de información de la Secretaría de Salud, realizaron una campaña de marketing contra la obesidad, la cual consistía en una historieta de ocho páginas que narra la interacción de dos niños. La niña delgada pretende aleccionar al niño gordo sobre los peligros de comer alimentos “peligrosos” repletos de azúcares, sal y químicos. De acuerdo con declaraciones del presidente, esta estrategia contra de la obesidad pretendió llevarse a cabo a través de la impresión de 30 millones de copias de la historieta, las cuales fueron entregadas en hogares y hospitales (Cerdeira, 2020).

Gordofobia, la discriminación camaleónica en México

Sociedad
Investigación
Créditos de la imagen: AllGo en Unsplash

Por Diana Martínez

El siguiente trabajo tiene como finalidad la reafirmación de lo que muchos estudios han dicho. La gordofobia sí es una discriminación. A pesar de que se debate sobre si es o no, algo debe de quedar claro, es que el ser gordo lleva una carga social, se convierte en un castigo, por ello, tanto se le teme “llegar a eso” pues se sabe que el ser delgado tiene una posición de autoridad y ¿quién quisiera perder tal poder? El tema sobre los cuerpos gordos está basado en moralidad, lo cual también se pretende demostrar en el siguiente texto.