Rosas Blancas

Reflexiones

Por Carolina Aguilar

A pesar de los meses sigo pensando en qué rara se siente la ausencia, y lo difícil que es estar lejos. He vuelto a sentir esa impaciencia que años atrás sentí en otra circunstancia. Ráfagas en el pecho, sensación de extravío. Volteo alrededor, como si esperara que alguien estuviera viéndome, como si estuviera esperando un abrazo que no llega.

Pensé que ya había aliviado esa sensación, pero hace poco tuve un sueño. Se conectaron dos motores, uno aceleró. Quizá porque es julio, el mes de su cumpleaños. Esas rosas azules tendrán que esperar más tiempo, tal vez para siempre… en mi memoria. Pero tengo dos rosas blancas a lado mío. Las levanto y caen los pétalos, uno por uno.