La coleccionista: seducción a fuego lento

Cultura
Cine

Por Abril Peña

Una casa rodeada de árboles cercana a las aguas cristalinas y calmas de la Riviera Francesa envuelta en un calor estival es el escenario para que la voluptuosidad aflore en La coleccionista.

La collectionneuse (1967), por su título original en francés, nos relata principalmente las interacciones entre dos personajes: Adrien (Patrick Bauchau) y Haydée (Haydée Politoff). Él es un joven que junto con su amigo Daniel (Daniel Pommereulle) va de vacaciones a la costa sur de Francia a la quinta de un tercer amigo (que nunca aparece a cámara), donde también está como invitada Haydée. Al inicio, a Adrien le parece molesta la presencia de ésta última por la vida escandalosa que lleva debido a que él solo va en busca de unas vacaciones pacíficas.