Epidermis del yo

Ensayos ganadores Dharma Books y Escritoras Universitarias

¿Tendré tiempo para hacerme una máscara
cuando emerja de la sombra?
-Alejandra Pizarnik



Por Valeria Isabel Garza Escalante
Mención honorífica del Concurso Nacional de Escritura para Mujeres Universitarias 2021

Todos sabemos que a los mexicanos nos caracterizan, entre tantos atributos y peculiaridades, nuestras fiestas y reuniones familiares. La comida y las costumbres pueden variar dependiendo de la región (como en el caso de Yucatán, donde acostumbramos romper las piñatas con el puño: no hay palo de por medio, sólo el placer de desatar tus deseos reprimidos golpeando un cascarón de duro engrudo), pero hay algo que nunca cambia: en algún momento de la reunión, normalmente cuando todos ya están entrados en copas, alguien comienza a contar anécdotas o secretos (no tan secretos) familiares. En más de una ocasión yo he sido protagonista de esas historias que escucho entre carcajadas y con una cerveza en la mano. Mi preferida es cuando mi mamá cuenta que nací con el frenillo corto por lo que, literalmente, los médicos tuvieron que cortarme la lengua para poder soltármela, lo cual explicaría, según ella, porqué tengo tan suelta la lengua y rara vez me quedo callada.