¿Te conozco?

Creación Literaria
Relato

Por Ximena Tercero

Rotas y no rotas

“¿Te conozco?”, me preguntó Sandra en cuanto abrió su puerta y me vio. Me miró de arriba hacia abajo, tratando de recordar mis piernas, mis manos o tal vez mi ropa y ante su inminente fracaso, decidió, por fin, mirar mi rostro. “Tal vez aún no”, respondí. Sus ojos me miraban de manera curiosa y su pie izquierdo se movía ansioso. “No entiendo, ¿te puedo ayudar con algo?”, volvió a preguntar. Ahora fui yo quien la miró fijamente tratando de reconocer sus gestos, identificando sus arrugas y contando sus pecas.