Padecer coronasomnia

Reflexiones
Créditos de la imagen: Megan te Boekhorst en Unsplash

Por Estefanía Cervantes

Siempre he sido “un animal nocturno”. Mis mejores trabajos ─y otros no tanto─ escolares los he escrito a mitad de la noche, mientras ─creo yo─ todas y todos están durmiendo. Pero ahora detesto no poder dormir en esas horas, mis ideas se han ido y me pregunto: ¿realmente todo el mundo está descansando, soñando y viajando en los brazos de Morfeo? Tú, que estás leyendo esto: ¿sigues durmiendo a tus horas? 

Sueño

Creación Literaria
Relato

Por Ximena Tercero

Dormir

Desperté, abrí mis ojos en medio de la oscuridad que solamente dormir en una casa de campaña podía darme. Inhalé profundo, sentí el aire denso y volteé a la izquierda para asegurarme que ella seguía ahí. Exhalé aliviada cuando vi, aún en medio de la espesa noche, su achatada nariz de perfil. Ella no roncaba, dormía y descansaba pacíficamente, parecía un ángel; giré mi rostro a la derecha y extendí mi brazo para alcanzar mi celular. Vi la hora, apenas eran las 2:25 am y había muchas horas de la noche por delante. Sentí un nudo en la garganta cuando recordé que hace un año no podía conciliar el sueño sin mi dosis nocturna de antidepresivos, ¿y si hoy pasaba lo mismo?