Un día, un mes, una vida… un trastorno diagnosticado y una crisis

Reflexiones
Reflexión
Créditos de la imagen: Suzy Hazelwood en Pexels

Por Anayansi Valdés

Una noche de insomnio, pesadillas y dudas nunca será la mejor aliada.


Abrir los ojos resulta difícil, tengo que levantarme de la cama y seguir con la rutina. Así que lo primero que haremos hoy es tomar una ducha rápida para no desperdiciar agua y para no comenzar a pensar en cómo accidentalmente podría resbalarme y morir por un mal golpe. ¿Entraría mi madre al escucharme gritar? ¿Y si aún no despierta? ¿Qué sentido tiene preocupar a mis padres por mi estupidez? Mis mascotas, ¿notarían mi ausencia? Esa canción es bonita y suena a una buena canción antes de morir por alguna causa estúpida, PAUSA, nada de eso va a pasar así que mejor me apresuro a secar mi cuerpo y desenredar mi cabello.